10 reglas para estudiar bien

En esta ocasión y apoyándonos en el libro de “Abre tu mente a los números” de Barbara Oakley nos centraremos en algunas reglas que pueden ayudarnos a optimizar nuestro aprendizaje, así como, 10 errores comunes que todos cometemos al estudiar, particularmente en los primeros semestres. Así que sin más dilación comencemos con las reglas.

1-Usa la rememoración
Esta idea se basa en leer una página y después hacer el esfuerzo activo de recordar o rememorar las ideas principales del tema en cuestión. La capacidad de rememorar las ideas por nosotros mismos nos habla de un aprendizaje más profundo y significativo.

2. Ponte a prueba
Es recomendable estar haciendo autoevaluaciones constantemente para valorar nuestro conocimiento sobre un tema y no esperar hasta el examen para enterarnos de que no estudiamos adecuadamente. Para esto podemos utilizar aplicaciones como anki o quizlet o incluso hacer nuestras propias tarjetas de autoevaluación.

3. Reduce tus problemas a bloques

La división de la información en bloques nos ayuda a organizar mejor la información en nuestra mente sobre determinado tema, pero al mismo tiempo nos ayuda a identificar segmentos de información en donde tengamos fallas evidentes.

4. Practica el repaso espaciado
Es un algoritmo de aprendizaje basado en la curva del olvido y que se basa precisamente en utilizarla a nuestro favor, de modo que repasemos un tema justo antes de olvidarlo, cada vez necesitaremos menos tiempo para recordarlo y cada vez haremos repasos más espaciadamente. Existen diversos algoritmos de repaso, sin embargo, apps como anki o quizlet tienen algoritmos integrados de repaso por lo que te invito a utilizarlas. Es muy importante ser constante con los repasos, tu yo de internado o servicio social te agradecerán el haber sentado buenas bases de materias básicas como anatomía, histología o fisiología.

5. Alterna varios métodos de estudio de acuerdo a tus necesidades
Esto quiere decir que tal vez si un tema no podemos aprenderlo utilizando las mnemotecnias podemos utilizar el método del palacio mental o la mnemotecnia visual, también podemos cambiar de bibliografía, pues el estilo de cada autor puede volver más fácil entender determinado tema, finalmente podemos utilizar algunas técnicas que se basan más en la organización de la información de manera jerárquica y ordenada, aquí es donde entran las técnicas SQ4R y el método de Cornell. Conforme vayas aprendiendo te será fácil identificar qué técnica te funciona mejor para aprender diferentes temas.


6- Tómate descansos
No es eficiente el estudiar 8 horas seguidas un tema el día antes del examen, puede ser funcional para obtener una calificación aprobatoria, pero nunca obtendrás aprendizaje significativo de esta manera de estudiar, por lo que es preferible hacer sesiones cortas, pero de concentración máxima. Existe la técnica Pomodoro en la cual se estudian sesiones cortas de 25 minutos con descansos entre ellas. Estos descansos son particularmente útiles cuando nos encontramos con el bloqueo a la hora de estudiar, si llegas a tenerlo a media sesión y tienes el tiempo, lo adecuado es tomarte de 10 a 15 minutos de descanso y después volver a ese tema problemático con la cabeza despejada.

7-Da explicaciones y realiza analogías simples
Esto es algo similar al método de Feynman, y consiste en aprender y repasar enseñando a alguien más, se dice que si eres capaz de explicar un tema complejo al nivel de un niño de 5 años adecuadamente es que has entendido el tema realmente. Puedes aprovechar para explicar un tema a algún compañero o alguna otra persona en tu casa. El uso de metáforas y analogías simples te ayuda a aterrizar el conocimiento abstracto tan común en ciencias y afianzarlo más fácilmente a tu mente.

No tienes a alguien para explicarle, no te preocupes, puedes hacer un ejercicio similar al plantarte frente a una hoja en blanco e intentar explicar X tema desde cero. La idea es hacer caso del viejo adagio que dice que el que enseña aprende dos veces.

8- Concéntrate
Esto se enlaza directamente con el tomar descansos, la idea es que esa sesión de estudio que tú determinaste sea realmente efectiva, esto quiere decir sin interrupciones como el celular, la computadora o los mismos familiares. Existen apps que nos pueden ayudar a esto, pero no hay nada tan confiable como simplemente apagar el celular al estar estudiando y prenderlo durante nuestros descansos.

9-Haz lo más desagradable en primer lugar
Esto aplica tanto a la sesión de estudio como al día mismo, si tengo todo un día para estudiar, es una buena estrategia el primero enfocarnos en la materia o tema que consideramos más complejo, de esta manera tendremos una sesión de estudio mucho menos compleja, pues al inicio del día es cuando el aprendizaje es mucho más sencillo. Y seguramente tras 4 o 5 sesiones de estudio estarás mentalmente agotado por lo que es mejor dejar esos temas sencillos para el final.


10- Haz un contraste mental
Esta estrategia se trata más de la motivación del estudio y se realiza respondiendo a esta pregunta cuáles son las recompensas a corto y largo plazo de estudiar, por poner un ejemplo, podríamos decir que a corto plazo es obtener una buena calificación en el examen bimestral de anatomía y a largo plazo es ser un excelente ortopedista, sea cual sea tu motivación, es importante que la encuentres para que hagas ese contraste mental con el sitio en el que te encuentras actualmente y el sitio al que llegarás si te aplicas en tus estudios. Cuando sientas que te falta motivación, recuerda esa visualización de tus metas.

Aquí pueden ver el video sobre este tema donde doy además varios ejemplos para situaciones específicas de la carrera de Medicina.

Si estás interesado en aprender más sobre técnicas de estudio y tener una asesoría personalizada, te invito a conocer mi curso y mi libro.

Deja una respuesta